Colocación y limpieza

El primer paso es verificar si el modelo, formato y calidad que está impreso en la caja se ajusta  a la descripción del pedido.

El siguiente paso es abrir varias cajas y comprobar que el modelo que se indica en las cajas se corresponde con el mencionado en el albarán de entrega.

Al finalizar la verificación del producto, procederemos a preparar la superficie donde se va a colocar, la cual debe estar limpia y aplomada.

Si el producto es pavimento se debe replantear sobre la superficie para ver el efecto.

Para colocación modular del producto, se debe solicitar a fábrica que el tono y el calibre sean compatibles.

La elección del material de agarre va en función de las características de la superficie de colocación, el tipo de material cerámico, condiciones climáticas y el uso.

Adhesivo recomendado: H40 Eco Flex de Kerakoll – adhesivo C2 E según UNE 12004/12002. Altamente deformable para la colocación de producto porcelánico, en interior y exterior. Especialmente recomendado para colocación de fachadas pegadas, suelos radiantes, alto tránsito, sobrecolocación… disponible en blanco y gris.

Para su aplicación es importante utilizar las herramientas recomendadas (maza de goma, llana para rejuntado de goma, llana dentada, etc.)

Para la colocación en interiores, nivelar las piezas con la maza de goma para conseguir que el adhesivo cubra todas las piezas.

Para la colocación en exteriores, hay que aplicar el doble de encolado aplicando el adhesivo sobre el suelo y sobre el dorso de la pieza.

Los lados de las piezas deben estar limpias y, estas deben colocarse perfectamente alineadas.

Para la colocación de “junta trabada”, hay que colocar las piezas separadas un máximo del 20% de la longitud total de las mismas.

El producto porcelánico DURSTONE está rectificado con un microbisel para evitar despuntados. La junta para este tipo de producto debe ser de 1,5mm en interiores y hasta 3mm en exteriores.

Para el sellado de la junta debemos utilizar material específico (recomendamos Fila MP/90); este sellado se realizará siempre con llana de goma una vez se fragüe el cemento cola (adhesivo) y, siempre, respetando el tiempo de aplicación del material. Posteriormente, se procederá a la limpieza de la junta con una esponja húmeda.

Para espacios de más de 8 m2 hay que dejar una junta de 5mm por todo el perímetro; para espacios superiores a 50 m2 en interiores y 30m2 en exteriores, hay que utilizar junta de partición para absorber posibles movimientos.

Una vez se termina el rejuntado, hay que retirar el material sobrante antes de que se seque y se endurezca y se procederá a la limpieza del mismo mediante productos no abrasivos, evitando el uso de ácidos fluorhídricos. Seguidamente, se limpiará (recomendamos DETERDEK o Fila PS/87).

Antes de usar cualquier producto químico para la limpieza, es necesario comprobar su efecto sobre la superficie del producto cerámico o porcelánico, usándolo sobre una zona no visible para ver el efecto que deja ese producto químico.

En los pavimentos de porcelánico pulido hay que tener mucho cuidado tanto en la limpieza inicial como en la posterior ya que, en el proceso del pulido se les abre el microporo de la superficie, lo que significa que son más vulnerables a mancharse por determinados líquidos. También es muy importante que, cualquier producto que pudiera afectarlos (aceite, bebidas gaseosas o alcohólicas, ácidos, etc. ) deben ser limpiados con agua a la mayor brevedad posible para evitar que se manche el pavimento.

Es muy importante la comprobación del producto suministrado antes de su colocación ya que no se aceptará ninguna reclamación sobre producto ya colocado. Por tanto, si se observan anomalías en el producto, deberán de ser comunicadas antes de estar colocado.

Para producto porcelánico se recomienda sellado de Fila MP/90.

Para limpieza y mantenimiento se recomienda Fila CLEANER.